sábado, 29 de julio de 2017

Miguel Ángel Perera, primera puerta grande en Azpeitia



Plaza de toros de Azpeitia.
Tarde de luces y sombras en la primera de feria en Azpeitia, susto se llevó Curro Díaz en el primero de la tarde en los lances de recibo que le obligo a pasar a la enfermería y salió a quitarse la espina y matar el cuarto, al que le cortó una oreja, el extremeño Miguel Ángel Perera tuvo que pechar con tres ejemplares y no fue hasta el buen quinto cuando dejó todo su sello en máximo esplendor ante un gran toro de vuelta al ruedo al que desorejó por partida doble. Mientras que el limeño Andrés Roca Rey, dejo sin trofeos el uso de mejor arma, los aceros. Hoy no viajaron certeros ni prontos.  

Mal comenzó la tarde el primero de la tarde “Escribiente” Nº 156 Negro de capa. Lo recibe a la verónica el torero de linares Curro Díaz, tras un paso leve por los caballos le receta una  segunda tanda, donde lo prende el astado, teniendo que ser trasladado a la enfermería, se tiene que hacer cargo de la lidia Miguel Ángel Perera, quien resuelve el compromiso con su elegancia natural, ante un astado complicado, ante el que se empleó realizando tandas de buen corte por ambos pitones. Tras un pinchazo, le receta una estocada caída.

Una sonora ovación se escucha en la plaza, sale Curro Díaz a matar su segundo toro. El cuarto de la tarde “Laminado” Nº 139 Castaño meano. Se estira Curro e inicia en tablas por verónicas el trasteo de prueba del de Fuenteymbro. Un castigo leve el que le recetan en varas. De nuevo las cuadrilla a buen novel es aplaudida en el tercio de banderillas. Quería Curro tomar pronto las riendas del enemigo e inicia su faena en tablas llevándolo a los medios por naturales para continuar templado y profundo con un gran astado que transmitió y permitió el lucimiento. Tras varias tandas templadas y gustándose llegando al final de la lidia lo prende dándole una voltereta sin consecuencias. Finiquita su tarde con media estocada caída pero certera. Aplausos en el arrastre a este buen ejemplar de Ricardo Gallardo.

El tercero de la tarde le corresponde de nuevo a Miguel Ángel Perera, su compañero Curro Díaz, continua en la enfermería. “Vivero” Nº 63 Negro listón, es su antagonista, recibe en tablas por verónicas a su enemigo llevándolo a los medios y rematando la seria con una buena media. Tampoco se emplea este tercero con los montados. La cuadrilla realiza un buen tercio de banderillas y son aplaudidos. Quería Perera y no tanto su antagonista que fue perdiendo fuelle durante la lidia, tandas bien rematadas y cuajadas aunque el astado fue a menos y parándose, obligándole a tirar de oficio. Mejor la lidia por el pitón izquierdo. Finaliza con una estocada trasera y caída.  Tras finalizar su lidia y antes del arrastre del tercero de la tarde suena “Zortxiko”, una pieza musical que se toca por un banderillero fallecido hace años y toda la plaza se pone en pie dura cinco minutos y es siempre antes del arrastre del tercer toro.
El quinto de la tarde “Hostelero” Nº 138 castaño claro, para Miguel Ángel Perera. Se quiso desquitar el extremeño e este quinto de la tarde, un buen inicio capotero por verónicas y rematando con una buena media como tarjeta de presentación de las intenciones del de la Puebla de Prior. Soberbio tercio de banderillas, el que nos brindaros los hombres de plata, saludan Curro Javier y Guillermo Barbero. Montera en mano se va al centro del anillo y brinda al respetable. Importantísima faena a un extraordinario toro que transmitió y permitió lucimiento y siendo correspondido con los oles del público asistente  culmina con una estocada certera. Los pañuelos salen al unísono y le condeden las dos orejas y vuelta al ruedo para este gran toro.

El segundo de la tarde por la cogida de Curro Díaz que aún se encuentra en la enfermería lo lidia Andrés Roca Rey, “Codicioso” Nº 87 Negro, lo recibe con una ramillete de verónicas llevándolo embebido en el vuelo de las telas hasta los medios y rematando con una buena media. Un castigo templado en varas es suficiente para pedir el cambio. Le receta un quite por chicuelinas muy ajustadas rematándolo con una media de cartel. Se emplean los hombres de plata de la cuadrilla del limeño que son aplaudidos en el tercio de banderillas. Venía con ganas el hispano-peruano y realiza una faena de entrega y predisposición ante un astado que transmitió y permitió buenas series por ambos pitones. Se enreda con los aceros y le propina varios pinchazos, una estocada caída y descabellos.
El sexto de la tarde “Jazmín” Nº 119 Negro bragado. Andrés quiere dejar buen sabor de boca en esta su presentación como matador en Azpeitia y trata con gusto a su enemigo recetando un gran inicio con el capote llevándolo a la verónica y remata con una buena media. Suave el paso por los montados y dejar el toro con más viveza para la muleta. La cuadrilla del limeño se gusta en el sexto y son aplaudidos en el tercio de banderillas. Espectacular faena del peruano a un gran astado que transmitió y permitió buenas series por ambos pitones y lucimiento agradecido por el público. Culmina por manoletinas ajustadísimas y un gran pase de pecho. No es la tarde de las espadas, aún parece que le vuelan las dos anteriores que le llevaron al hule. Media caída y descabello.
Crónica.- Libertad Rodríguez

Ficha del Festejo
Toros de Fuenteymbro, de variado juego, vuelta al ruedo al quinto de la tarde. Aplausos al arrastre del cuarto.
Curro Díaz, herido /oreja
Miguel Ángel Perera, ovación en el que mato por Curro Díaz / silencio / dos orejas
Andrés Roca Rey, silencio /ovación
Incidencias.- Lleno en los tendidos.