miércoles, 5 de julio de 2017

Colombo primera puerta grande de Pamplona



Plaza de Toros de Pamplona
Tarde calurosa que abre la Feria del Toro en Pamplona, con tres cuartos de entrada para un cartel formando por Javier Marín, Jesús Enrique Colombo y Toñete con Novillos de El Parralejo, se guarda un minuto de silencio tras finalizar el paseíllo por Iván Fandiño.

El primero de la tarde “Laminado”, número 45, negro mulato Bragado 432 kg para Javier Marín, que inicia con dos largas cambiadas de rodillas en tablas y continúa a la verónica llevándolo a los medios y rematando con una buena media. Recibió un castigo excesivo en varas. Le receta un quite Colombo por chicuelinas ajustadas. Brindó al respetable para iniciar su faena en tablas con una tanda de rodillas que continúa con una soberbia tanda de naturales. Enorme predisposición y entender a un astado que ha ido poco a poco a menos, pudo cuajar una gran faena antes de que finalizara por ajustadas manoletinas. Una media efectiva le puso la primera oreja de la feria del toro.

El cuarto de la tarde “Espléndido”, número 57, Colorado ojo de perdiz de 490 kg. Inicia su recibo capotero por verónicas, para llevarlo a los montados lo coloca con vistosas tafalleras, le receta un quite por gaoneras el propio matador y la réplica con un quite por chicuelinas de Colombo. Brinda el novillo a José María Marco. Inicia la faena en los medios citándolo por la espalda, una faena de gran envergadura en la que saca todo su repertorio, ante una astado noble, con transmisión y con una pizca de peligro, lo entiende muy bien el torero Navarro, para finalizar con unas ajustadísimas bernadinas, sin la ayuda, el toro le engancha por la chaquetilla sin consecuencia. Una media y una estocada caída y contraria, varios descabellos, escuchando dos avisos.

En segundo lugar salto al ruedo “Majeza”, número 51, negro listón de 443 kg, para Jesús Enrique Colombo, inicia por verónicas el recibo capotero para continuar con chicuelinas y rematarlo con una buena media. Anduvo justo en el castigo en varas. Para quitar nervios y tomar contacto con Pamplona le recetó su correspondiente quite Toñete. Muy aplaudido por el respetable fue el tercio banderillas que realiza el propio novillero con vistosidad y solvencia. Brindó su burel a los tendidos, lo intenta ante un astado soso y sin transmisión al qué apenas logra sacar un muletazo y que se echa al inicio de la faena, abrevia ante la imposibilidad de levantarlo y es apuntillado.
El quinto de la tarde “Pelirrojo”, número 37, negro mulato de 492 kilos. Buen inicio de capote a la verónica y bien rematado, lo lleva el caballo por chicuelinas y le receta un quite por gaoneras Toñete. Extraordinario tercio de banderillas del joven novillero venezolano. Brinda al público asistente para iniciar con una tanda de naturales de rodillas, cuando está cuajando una gran faena resulta cogido por el astado, recibiendo un serio revolcón, sin inmutarse decide continuar con la lidia, predisposición, voluntariedad y tesón para finalizar la lidia por manoletinas ajustadísimas antes de recetar una grandiosa estocada. 

El tercero de la tarde “Cantaor”, número 2, negro 482 kg para Toñete que inicia en los medios el saludo a la verónica antes de rematar con una media. Al igual que su hermano anterior también estuvo justo en varas. Apenas dos pares de banderillas y se cambia el tercio. También brinda su faena a los tendidos, una faena de entrega que va de menos a más consiguiendo transmitir a los tendidos. Todo lo logrado con la pañosa lo estropeo con los pinchazos y una estocada en todo lo alto y certera.
El sexto de la tarde “Hostelero”, número 17, negro mulato de 493 kg. Lo recibe por verónicas hasta llevarlo a la segunda raya, no da mucha opción a lucimiento. Estuvo justo en varas. Ante su manifiesta escasez de fuerzas, le receta una faena de perseverancia y entrega a un novillo que permite una lidia sin apreturas, aunque el burel transmite lo justo, su insistencia y el buen hacer con la pañosa logran llegar a los tendidos, le enjareta unas buenas tandas de naturales y pases en redondo por ambos pitones, todo queda deslucido por los  pinchazos.
Crónica Libertad Rodríguez.

Ficha del Festejo
Novillos de El Parralejo, de variado juego. Aplausos al arrastre del primero, pitos al segundo. Ovacionado el quinto en el arrastre.

Javier Marín, oreja / silencio tras dos avisos
Jesús Enrique Colombo, silencio /dos orejas
Toñete, silencio / silencio tras aviso

Incidencias.- Más de tres cuartos del aforo. Respetuoso minuto de silencio tras el paseíllo por Iván Fandiño.