jueves, 22 de septiembre de 2016

Entrevista a Ureña ante su compromiso en San Miguel-Sevilla

PACO UREÑA: “Sevilla sacó el torero que soy ahora mismo”

¿Cómo ha influido en su temporada ser uno de los triunfadores de Sevilla?

Pues ha supuesto un paso muy importante en mi carrera. Ha sido sacar al torero que soy ahora mismo. Ese ha sido mi mayor triunfo.

¿Cómo recuerda su faena al toro de Victorino con la perspectiva que dan los meses transcurridos?

Afortunadamente, puedo seguir viéndola y recordándola día a día y, la verdad, es fantástico poder ver y revivir lo que en la plaza sentí. Fue una faena de abandono de mí mismo solo para torear.


¿Le sorprendió que su toreo encajara tan bien en Sevilla?

No, porque a Sevilla le gusta el torero que de verdad se entregue en la plaza y lo haga de verdad y con pureza. Ese es el toreo eterno.

Cuando le propuso la empresa Pagés volver a Sevilla en San Miguel, ¿se lo pensó?

¡No, para nada! Es un sueño poder torear en Sevilla.

¿Qué le parece el cartel con Morante y Javier Jiménez? ¿Y la corrida de Alcurrucén?

Pues es un cartel muy interesante. Del maestro Morante poco podemos decir. Es increíble, y más poder torear junto a él; y Javier es un torero que se está abriendo camino poco a poco y está por méritos propios y justos. La corrida de Alcurrucén es una gran ganadería; sus éxitos le avalan.

¿Qué hitos de la temporada destacaría como su mejor carta de presentación este año?

Yo creo que la manera de interpretar mi toreo cada tarde; eso es lo más destacable para mí.

Usted es murciano pero pasa mucho tiempo en Sevilla para su preparación, ¿cree que estar en esta tierra le ha aportado algo como torero?

Esta tierra es mi casa. He vivido doce años en Sevilla, así que imagínese lo que es para mí, y como torero, me ha aportado muchas cosas.

¿Se ve abandonando pronto el circuito de corridas duras o difíciles?


Yo siempre digo que soy torero, y como torero, intento torear todo tipo de toros. Afortunadamente, las corridas que toreo son de Victorino, Adolfo, y las demás, ganaderías punteras. Mi deseo es ser mejor cada día.