lunes, 27 de febrero de 2017

CUATRO FESTEJOS EN TORNO AL DÍA DE ANDALUCÍA

VICENTE PARRA ROLDÁN
Dos corridas de toros y dos festivales benéficos se han celebrado en la plaza de toros de La Merced en torno a la fecha del 28 de febrero, Día de Andalucía.

El primer festejo se celebró el 27 de febrero de 1.988 y fue un festival de carácter benéfico organizado por la Hermandad del Rocío de Huelva y en el que, tras nuestra iniciativa de que el coro de dicha hermandad amenizase las faenas, la banda de música interpretó el pasodoble “Mi Huelva tiene una ría” que, durante algunos años, se interpretaba en el intermedio de los festejos. En ese festival se lidiaron un toro para rejones de Herederos de Carlos Núñez y otro de Concha y Sierra así como cinco novillos de Juan Pedro Domecq y otro, que fue lidiado por Manzanares Padre, de Manolo González. El triunfador de la tarde fue Emilio Silvera que le cortó el rabo a su oponente. Ruíz Miguel y José Antonio Campuzano obtuvieron un trofeo, Manzanares fue ovacionado, siendo silenciado Pepe Luís Vázquez y avisado el novillero Antonio Pérez “El Onubense”. A caballo, Ángel Peralta paseó el anillo y su hermano Rafael fue avisado. La plaza se cubrió en medio aforo.

El Día de Andalucía de 1.992 se celebró una corrida de toros, también televisada por Canal Sur. Se lidiaron cinco toros de El Palomarejo, de los que tres llevaban el hierro de Manolo González y dos el de Sánchez-Dalp, así como uno de La Dehesilla. Tomás Campuzano cortó la única oreja de la tarde; Emilio Silvera dio la vuelta en el quinto tras ser avisado en el segundo y Martín Pareja Obregón fue avisado y ovacionado.

El Día de Andalucía de 1.999 sirvió para celebrar un festival benéfico pero, desgraciadamente, el público no respondió y sólo hubo un cuarto de entrada. Se homenajeó al recientemente fallecido Antonio Pérez “El Onubense”. Se lidiaron novillos de Hijos de Celestino Cuadri, Puerta Hermanos, Los Guateles, Manuel Morilla, García Jiménez, Garcibravo y Torrestrella. Enrique Ponce y Raúl Gracia “El Tato” cortaron una oreja por coleta mientras se ovacionó con fuerza a Emilio Silvera, Miguel Báez Litri, Jesulín de Ubrique, Óscar Higares y Francisco Barroso.


Y el último festejo en esta fecha fue en el año 2.000, pero de él nos ocuparemos en otra ocasión por la trascendencia que tuvo para la historia de la plaza de toros de La Merced.