lunes, 13 de marzo de 2017

Real Venta de Antequera nueva sede de La Escuela de Tauromaquia de Sevilla

Aula Taurina ha firmado este lunes un convenio de colaboración con la propiedad del histórico recinto taurino de Bellavista para volver a ser punto de reunión y asueto de taurinos

La Escuela de Tauromaquia de Sevilla afronta una nueva etapa en su historia, que ya se acerca al cuarto de siglo de existencia. El centro formativo de futuros toreros ha mudado sus lecciones, valores y actividades a la Real Venta de Antequera que refuerza de esta forma su nueva orientación de la mano de Lola Rojas y Daniel de la Fuente, sus actuales propietarios.

Fuente.- innsitu.es
Las clases prácticas ya se han trasladado a la placita de tientas y los corrales del histórico recinto de Bellavista. Uno de sus salones regionalistas ha acogido en la tarde de este lunes la firma del convenio de colaboración entre la familia Rojas y Miguel Serrano, presidente de Aula Taurina, la asociación de profesores de enseñanzas medias que tutela la escuela de Tauromaquia con el patrocinio de la Real Maestranza de Caballería.

«La escuela se fundó en 1994 y en este tiempo hemos recorrido distintas instalaciones; después de pasar por la @haciendaelvizir y el parque del Alamillo hemos encontrado un sitio inmejorable», ha explicado Serrano recordando que las lecciones prácticas y teóricas se impartirán los lunes, miércoles y viernes, alternando con los alumnos del Club de Aficionados Prácticos –dirigido por Eduardo Dávila Miura– que realiza sus entrenamientos la tarde de los jueves en el mismo lugar.

Miguel Serrano explica que pretende abrir las lecciones a todos los aficionados que quieran asistir. El presidente de Aula Taurina ha recordado los nombres de toreros como Manuel Escribano, Pepe Moral, Daniel Luque, Lama de Góngora o Salvador Cortés, que dieron sus primeros pasos bajo la tutela de la escuela sevillana. Entre los aspirantes más recientes ha subrayado el nombre de Calerito, «que está esperando su oportunidad para torear con picadores».
«La idea es organizar tentaderos de manera periódica en la placita de la Venta»




Lola Rojas ha destacado el importante papel de su marido, Daniel de la Fuente, en la apuesta taurina de la Real Venta de Antequera que acogió el manifiesto de las corridas que se lidiaban en la Feria de Abril hasta mediados de los 80. El último encierro lidiado en Sevilla que pisó los históricos corrales de Bellavista fue uno de Miura que despachó en solitario Juan Antonio Ruiz Espartaco en el broche de la Feria de Abril de 1987. «La Real Venta de Antequera siempre ha sido un referente dentro del mundo del toro» ha destacado la propietaria que ha recalcado que las puertas del complejo «están abiertas a todos los aficionados».