sábado, 11 de marzo de 2017

La ilusión sigue viva en Villalba, Crónica

Javier Cortés, que sustituyó a Finito, mostró sus credenciales, su disposición y preparación para todos los compromisos que tienen que llegar

Los vecinos del Condado de Huelva y alrededores han podido vivir este sábado la grandeza de la Fiesta en el festival organizado por Villaltauro, en la IV Feria de la Tapa, el Caballo y el Toro de Villalba del Alcor. Buenos novillos de la ganadería salmantina de Montalvo y toreros dispuestos a cortar las orejas y a agradar a los asistentes en un festejo, cuyos beneficios de la asociación local de discapacitados 'Seguir con ilusión', y en el que se ha demostrado precisamente eso, que la ilusión en la Tauromaquia sigue más viva que nunca.

Juan José Padilla corrió en suerte con un buen ejemplar, que iba largo, con nobleza y obedeciendo a a sus toques. Comenzó de rodillas el trasteo de muleta, enrazado y tirando del animal que perseguía los vuelos con celo. Tras ello, se lo llevó a los medios, donde apostó por el pitón derecho, logrando empatizar con el público con largos derechazos. Cortó dos orejas, que paseó muy bien acompañado por una pequeña de la localidad con su atuendo de pirata.

Francisco Rivera 'Paquirri' no ha tenido su tarde pues topó con un novillo que se quedó mermado tras partirse el pitón y poco pudo hacer, mientras que David Fandila 'El Fandi', como es habitual, no falló en banderillas, metiéndose al público en el bolsillo con cuatro pares. Con la muleta metió en la canasta a un obediente ejemplar de Montalvo, al que le cortó el rabo, que iba largo por ambos pitones y que nunca se cansó de embestir.

Javier Cortés ha sido la gran sorpresa de la tarde pues, en sustitución de Finito de Cordoba, ha mostrado sus credenciales y que está preparado física y mentalmente para futuros compromisos que con toda seguridad están por llegar. Suave toreo con la capa y con mucho gusto y firmeza con la franela a un novillo que había que poderle y el madrileño le pudo. En los primeros compases, se llevó a su ejemplar a los medios, donde la faena fue de menos a más con profundos naturales y soberbias manoletinas como colofón, tras una buena estocada. Dos orejas y un rabo de ley.


A López Simón le ha servido la tarde para afianzarse aún más en los terrenos que pisa. Bonito saludo capotero como preludio de una faena con la franela en la que apostó por la suavidad por los dos pitones, llegando al fondo con su izquierda, y por la cercanía al final del trasteo ante un noble novillo. Podría haber cortado el rabo pero se atascó con los aceros. Por último, Rafa Serna, que también cortó dos orejas, destacó por chicuelinas de buen trazo y ya con la muleta se decantó al natural con bellos y profundos naturales en una faena importante en un año también importante para él pues en pocos meses cambiará de escalafón.