sábado, 11 de marzo de 2017

Manzanares indulta, Morante sembrao. Illescas

Plaza de Toros de Illescas (Toledo)

La cita de esta tarde en Illescas (Toledo) ya cuelga el No Hay Billetes en Taquilla, para ver el regreso de Pepe Luis Vázquez, completa el cartel Morante de la Puebla y Manzanares.

Con toros de José Vázquez para la vuelta a los ruedos de Pepe Luis Vázquez, una tarde que recordaran los que se dieron cita en este acontecimiento

Muy tranquilo iba Pepe Luis Vázquez para enfrentarse al primero de la tarde, de nombre “Africano”, toro que brindó al nobel Vargas Llosa, tenía ganas el diestro y ante una embestida del noble burel, le instrumento series en redondo de mucho calado, aunque fue en el toreo al natural, donde se dejó ver la mejor versión de Pepe Luis, cadencioso, gustándose y dejando la muñeca rota en cada trazo, entusiasmo a la grada, no fue faena larga, pero sí de muchos quilates.
Más bastito el cuarto de la tarde para Pepe Luis, acude al lance echando las manos por delante. No estuvieron acertados los montados en la suerte de varas. Tapándole la salida le dieron fuerte con las protestas del público al picador. Las pocas fuerzas con las que quedó el astado tras su paso por los montados no ayudan en el inicio de faena de Pepe Luis con doblones que termina con el burel por el suelo. Ayudados por alto para aliviar al toro tras reponerse son la antesala de una inexistente faena. Fuera de sitio y sin muchas ganas toma las de Villadiego para acabar su tarde. Estocada de mala ejecución y delantera pone fin a su paso por Illescas.

La bella estampa del segundo de la tarde, arranca una sonora ovación del respetable, el diestro de la puebla está inspirado y lancea con tremendo gusto al de Vázquez. Morante y el arte se dan cita en cada lance de capa, ejecutado con majestuosidad y verdad. Un farol y un ramillete encienden las gradas, aguarda al quite que se le ve con tremendas ganas toreando a la verónica rematando con una media de cartel. Soberbio en los palos Carretero como nos tiene acostumbrados. También brindó Morante a Vargas Llosa, inicia el trasteo en tablas para ir sacando al toro al tercio, con mucha despaciosidad y temple, el toreo a cámara lenta se hizo presente en la muleta del sevillano. Tercio de quites suena en la plaza mientras Morante deja su versión más torera en cada tanda, Morante en estado puro. Gran toro de José Vázquez, que persigue con celo la pañosa de Morante en tandas al natural, el hocico por el albero y los pitones acarician esa rubia arena haciendo el avión. Morante es el arte en el toreo. Estocada hasta los gavilanes al segundo intento, muerte de toro bravo que acompaña muy torero Morante, rompe la plaza en aplausos y un mar de pañuelos blancos inunda el graderío.

Un castaño para Morante sale en quinto lugar, variado con el capote toda la tarde, recibe con largas a este toro de José Vázquez, accidentado tercio de varas que acaba derribando al picador. Desorden en la lidia y actúa el picador de puerta, tras el desorden asoma el pañuelo verde por la balconada presidencial. La mansedumbre del toro y la bronca del  público hicieron que el presidente sacara el pañuelo. El sobrero no mejora la situación, sale suelto, manso y buscando chiqueros. Tras el trámite de banderillas con un toro aculado en tablas, se cambia el tercio con dos pares, no tiene ganas Morante de pelea y sale con el estoque de verdad para acabar con el astado sin buscar pelea. Pinchazos reiterados que acaban con un descabello cuando suena el primer aviso.


Salta al ruedo el tercero de la tarde, algo más abierto de cara, noble y justo de fuerza, cambia Manzanares el tercio tras un puyazo que es suficiente. Manzanares se quiere sumar a la fiesta y deja mostrar su versión más torero a los sones de España Cañí. Las tandas en redondo son eternas, templadas y con mucha enjundia, el alicantino está en estado puro. Al natural lo desarma tras pisar la muleta y le rompe el estaquillador, la faena va a menos al quedarse el toro agarrado al piso, entró a matar recibiendo, algo que costo un poco y no salió lo lucido que pretendía el alicantino. Un segundo intento termina con el burel en el albero. Oreja tras petición popular.

Un castaño para Manzanares cierra Illescas, el alicantino se gusta con el percal rematando con una media de mucho empaque. Tiene ganas Manzanares de cerrar su tarde con triunfo, un quite por chicuelinas de manos muy bajas a pies juntos lo remata con una media. Con mucho empaque inicia el trasteo el alicantino, robándole los pases al noble toro de Vázquez, que humillado acude a los cites de la pañosa que le muestra Manzanares. En redondo se alternan los oles con las palmas ante la noble embestida y la buena ejecución acompasada del astado en las mágicas manos de Josemaría. Al natural se ha abandonado y ha sido capaz de embelesar al respetable con una naturalidad pasmosa que hace el público se rompa las manos aplaudiendo, mientas sus gargantas rompen el silencio con olés profundos. En pie toda la plaza aplaudiendo la obra del diestro de Alicante. Manzanares quiere más y ejecuta todo tipo de suertes, cambiados, pases del desdén, desmallados, de pecho…
El público pide el indulto y Manzanares sigue toreando a placer. Tras varios vaivenes y consultas entre palco, gubernativos y ganaderos, el toro acabará en la finca. Manzanares indulta a “Esquivo” herrado con el Nº120 Castaño de capa y nacido en febrero de 2013.

Informa.- José Antonio Hernández- Mirian Hernández

Ficha del Festejo
Toros de José Vázquez, de variado juego. Gran toro el segundo de la tarde, premiado con la vuelta al ruedo. Pitado el quinto bis. El sexto indultado.

Pepe Luis Vázquez, vuelta tras leve petición / división de opiniones
Morante de la Puebla, dos orejas / pitos tras aviso
José María Manzanares, oreja / dos orejas y rabo simbólicos


Incidencias.- Lleno de No Hay Billetes.