martes, 2 de mayo de 2017

COGIDA DE TERRÓN EN BARCELONA HACE 50 AÑOS

Vicente Parra Roldán  
El Día de la Ascensión de 1.967 se celebró el 2 de mayo y, como era habitual en la época, se celebraban muchos festejos taurinos. Entre ellos, el celebrado en la plaza de toros de Barcelona, una novillada en la que actuaron el triguereño Pablo Gómez Terrón, Manolo Gallardo y Víctor Manuel Martín quienes lidiaron una novillada de los Hermanos Sánchez Arjona con reses bien presentadas y que dieron buen juego.


Pablo Gómez Terrón derrochó valor con el primero, que resultó algo manso, logrando lucirse en algunas ocasiones para matar de un pinchazo, media y descabello, siendo ovacionado. Al intervenir en un quite en el tercer novillo de la tarde y realizar una gaoneras apretadas, el novillo le volteó y el triguereño, cojeando, se retiró a la barrera. En inferioridad de facultades y haciendo un verdadero esfuerzo, se enfrentó a su segundo enemigo, demostrando gran valor y logrando varias tandas de pases con la derecha que se ovacionaron. Le falló la pierna y cayó repetidas veces ante el novillo, negándose a ingresar en la enfermería, por lo que la autoridad ordenó su retirada que hubo que hacer a la fuerza. Cuando Gallardo remató al novillo, el público solicitó la oreja que no fue concedida por lo que la cuadrilla de Terrón dio la vuelta al ruedo.

En la enfermería, Pablo Gómez Terrón fue asistido de contusión en la cara externa y en el tercio superior de la pierna derecha que ocasionó una paresia del nervio ciático y poputeo externo, siendo calificado como reservado el pronóstico emitido por los médicos.


Manolo Gallardo cortó en su primero y se silenció su valor en el otro mientras que Víctor Manuel Martín también obtuvo un apéndice en el tercero y dio la vuelta al ruedo en el que cerró plaza.