lunes, 1 de mayo de 2017

Los Hermanos Rivera puntúan en la Maestranza

Paquirri y Cayetano cortan una oreja cada uno
Los hermanos Paquirri y Cayetano fueron los triunfadores de la octava corrida de abono en Sevilla. Ambos cortaron una oreja a toros de Daniel Ruiz en una tarde en la que El Juli no pudo aumentar el triunfo conseguido en su primera tarde.

Paquirri hizo un homenaje a su padre al irse a recibir a su primer toro a portagayola. También puso banderillas, sobresaliendo el tercer par por los adentros. En el inicio de faena se dobló bien con el toro, que pecó de falta de fuerza. Ligó varias series templadas de derechazos. Por el lado izquierdo al toro le costó más y volvió a la derecha para concluir una faena marcada por la falta de transmisión del toro. Se tiró con fe a matar y fue ovacionado.


El segundo de su lote demostró su temperamento en los primeros tercios y Rivera se dobló con en el inicio de faena para someterlo. Se lo llevó a los medios y ligó una primera serie bajando mucho la mano. En la segunda serie ya arrancó la música y siguió toreando bien por ese lado. El toro embistió con claridad por el lado izquierdo y Paquirri también logró templarlo por ese pitón. La última serie con la derecha tuvo más emoción, preparando el ambiente para el triunfo. Mató de estocada y le fue concedida una oreja.

El segundo de la tarde fue mansito en el capote, pero El Juli logró lucirse en un quite por chicuelinas rematado con buena media. Cayetano entró en quites y fue ovacionado. El toro buscó chiqueros después del tercio de banderillas y el diestro madrileño lo apartó de la querencia y le ayudó por alto en los primeros compases de la faena. Ligó una primera serie con la derecha y el de Daniel Ruiz quiso irse. El Juli no le dejó y ligó otra serie de mucho mérito. En todo momento, Julián se esforzó por evitar la huida del toro, dejando la muleta en la cara y provocándolo. Destacaron los pases de pecho. Mató de pinchazo hondo y descabello.

El segundo de su lote no se empleó en el caballo. El Juli lo fue haciendo a base de bajarle la mano y someterlo. El de Daniel ruiz era muy brusco y más por el izquierdo, por donde tuvo que desistir. Basó por tanto la faena en la mano derecha, intentando atemperar la aspereza y falta de clase de su oponente. Finalmente tuvo que desistir. Pinchazo y estocada. Silencio.

Cayetano también se fue a portagayola en su primero, sufriendo un serio aprieto al venírsele el toro directo. Después dejó algunos lances a la verónica a pesar de que el toro se iba suelto. Hubo protestas por la flojedad del astado y Cayetano comenzó la faena aliviándolo por alto. En las primeras series lo toreó a media altura para mantenerlo, pero el toro fue a menos y tuvo que concluir la faena. Estocada tendida. Silencio.

El sexto no permitió lucimiento a Cayetano con el capote de salida, pero sí le hizo un quite por gaoneras firme y muy aplaudido, dejando bien clara su buena disposición. Buen tercio de banderillas a cargo de Iván García y Alberto Zayas, que fueron ovacionados. Hubo un emotivo brindis de Cayetano a su hermano Francisco y el menor firmó un excelente y emocionante comienzo de faena con las dos rodillas en tierra toreando en redondo. Se lo llevó a los medios y lo toreó bien con la derecha. Cuando cambió a la zurda, después de dos muletazos, el toro hizo por rajarse y Cayetano aprovechó inteligente su huida para adornarse. Después le plantó cara en las tablas con valor y entrega que el público reconoció. Mato de buena estocada y se llegaron a pedir las dos orejas con fuerza, premio que el presidente redujo a un solo trofeo.

Ficha del Festejo
Toros de Daniel Ruiz, bien presentados y de juego variado, destacando el cuarto.

Francisco Rivera “Paquirri”, ovación / oreja
Julián López “El Juli”, ovación / silencio
Cayetano, silencio / oreja con petición de la segunda


Incidencias.- Lleno en los tendidos. Minuto de silencio con motivo de los 25 años de la muerte de Manolo Montoliú en esta plaza. Saludaron en banderillas Iván García y Alberto Zayas.