domingo, 23 de abril de 2017

El Cid y Adame puntúan en la Maestranza

Una oreja para El Cid y Joselito Adame en la segunda

Los matadores de toros Manuel Jesús El Cid y Joselito Adame hicieron lo más destacado en la segunda corrida del abono sevillano, logrando ambos tocar pelo. El Cid le cortó una oreja el segundo de su lote, al que toreó con mucha emoción al natural, y Adame hizo lo propio en el tercero de la tarde después de una faena muy centrada y con mucha torería. Diego Urdiales se fue de vacío.


Diego Urdiales dio algunos lances estimables al toro que abrió plaza. Brindó al público y comenzó la faena con la derecha, desluciendo el toro sus intentos por perder reiteradamente las manos. Cambió de mano y el toro se orientó rápido por el pitón izquierdo, teniendo el torero que abreviar. Pinchó dos veces antes de dejar una estocada y su labor fue silenciada.

El cuarto salió manseando y no dio opciones a Urdiales con el capote. En la muleta lo intentó por ambos pitones sin que el toro respondiera todo lo debido y, por tanto, sin lograr conectar con el público. Pinchazo y estocada y de nuevo silencio para el diestro riojano.

El Cid se hizo presente en el quite que hizo al primero de la tarde. También dejó algún lance templado en el recibo al segundo de la tarde y primero de su lote, rematando con buena media. El toro recibió un castigo medido en el caballo y Adame se lució en un quite por chicuelinas. El Cid brindó al público y el toro se le coló dos veces por el derecho en el inicio de faena, de ahí que decidiera empezar toreando con la zurda. Dio una primera serie y ya en la segunda el toro quiso rehusar pelea al sentirse podido. Cambió a la derecha y el de Fuente Ymbro le apretó después del segundo muletazo. Al volver a la zurda, el toro buscó descarado las tablas. Estocada trasera y silencio.

Nada le permitió desarrollar el quinto a El Cid con el capote. Brindó al abogado Joaquín Moeckel y su hija Blanca y después de sacar al toro por fuera de la segunda raya, le dio una primera serie diestra muy ligada que hizo reaccionar al público. La siguiente también fue buena y cuando cogió la zurda le tocó tragar la mirada y la prueba del toro, que no era claro. Ese riesgo palpable hizo que las tres series por ese pitón tuvieran gran intensidad. El Cid tragó y dejó naturales de largo trazo y mucha emoción. Para terminar, se metió entre los pitones con mucho mérito antes de dejar una estocada efectiva. Le fue concedida una oreja pedida de forma unánime.

El tercero de la tarde fue devuelto por flojo y en su lugar salió el sobrero, al que Joselito Adame dio buenos lances rematados con buena media. Se lucieron en banderillas Jarocho y Fernando Sánchez. También brindó la faena al público y comenzó con pinceladas muy toreras. Muy centrado, dio dos series con la derecha estimables y al natural hizo crecer la faena, sonando incluso el pasodoble. Lástima que el de Fuente Ymbro se rajara pronto, actuando con inteligencia el mexicano acortando distancia para apurar las ultimas arrancadas. Se adornó con pintureria en el final de la faena y lo mató de gran estocada. Oreja.

Adame recibió al sexto por delantales, aprovechando bien las primeras embestidas. Saludó de nuevo Fernando Sánchez en banderillas, llevándose una de las ovaciones más cerradas de la tarde. El mexicano se dobló muy bien en el comienzo de faena ayudándose con muy buen gusto. Dejó al toro junto a las tablas, que era donde quería estar, y lo toreó muy bien en redondo en ese terreno, entonando la faena. La acusada querencia a tablas del animal limitó su labor, pero Adame fue inteligente y superior y sacó todo el partido de este último toro de la corrida de Fuente Ymbro. Pinchazo, media y descabellos. Silencio.

Ficha del Festejo
Toros de Fuente Ymbro -el tercero sobrero- bien presentados. Mejores el tercero y el quinto.

Diego Urdiales, silencio / silencio.

Manuel Jesús “El Cid”, silencio / oreja.

Joselito Adame, oreja / silencio.


Incidencias.- Saludaron en banderillas Lipi, Jarocho y Fernando Sánchez, este último en dos ocasiones.