viernes, 21 de abril de 2017

Presentado el libro ‘Pepe Luis Vázquez, Torero de culto’

Presentado el libro ‘Pepe Luis Vázquez, Torero de culto’ escrito por Carlos Crivell y Antonio Lorca

Curro Romero y Pepe Luis Vázquez estuvieron presentes en el acto celebrado en la Fundación Cajasol

El libro ‘Pepe Luis Vázquez, Torero de culto’, escrito por los periodistas Carlos Crivell y Antonio Lorca, ha sido presentado esta mañana en un acto en la Sala Foro Cajasol. Este evento, organizado por la Empresa Pagés y la Fundación Cajasol, está incluida dentro del ciclo Fomento de la Cultura Taurina de Sevilla. El acto ha sido presentado por el periodista Alberto García Reyes y asistieron los toreros Curro Romero y Pepe Luis Vázquez, además de los autores del libro Carlos Crivell y Antonio Lorca.


Alberto García Reyes inició la presentación hablando sobre el libro y distinguió dos partes en él, escrita cada una por uno de los autores: “El libro divide de manera extraordinaria los dos cristales por los que se pueden mirar cualquier leyenda, la personal y la profesional. No se entiende la una sin la otra”. Presentó a los autores de la obra, de los que dijo: “Son dos grandes referentes de la narrativa taurina”, y a los que agradeció la creación de esta obra: “Gracias por escarbar y traer a la actualidad a una de las divinidades de nuestra cultura”.

La misión en esta obra para Antonio Lorca era la parte personal de Pepe Luis Vázquez, de la que dijo: “La figura de Pepe Luis había que resucitarla. Había que reivindicar taurinamente a una persona especial, como torero y como ser humano”. Antonio desveló el momento en el que se fraguó la posibilidad de abordar esta obra: “Estando en una boda se nos ocurrió la idea de ir a visitar al maestro a su casa, y estando allí fuimos testigos de una experiencia única, una conversación entre padre e hijo sobre toros y poesía”. También reveló algunos detalles presentes en el libro: “Tenía muchas inquietudes personales, mucho interés en conocer artistas e intelectuales. Le gustaba escuchar a Mozart y le hubiera encantado es ser invisible”, aspecto este último relacionado con su enorme discreción.

Carlos Crivell ha sido por ende el encargado de la faceta profesional del torero de San Bernardo, del que dijo: “No lo habíamos visto torear, pero sabíamos que había sido grande”. Para este autor la vida de Pepe Luis está cargada de historias y momentos novelescos, “Se fue a una finca donde le estaban haciendo una prueba a un novillero mientras él estaba en la tapia. Como no fue capaz el novillero de entenderse con la vaca, saltó la tapia en calzonas cortas y se quedaron todos asombrados, resolvió la papeleta”. Como narrador de la parte profesional de la carrera como torero de Pepe Luis Vázquez lo describió del siguiente modo: “Fue una tauromaquia de pureza y naturalidad. Popularizó el quité del perdón con el que dicen que resolvía una tarde y fue creador del cartucho de pescado. Torero de ambas manos y torero de adornos”.

Pepe Luis Vázquez, su hijo, presente en el acto, felicitó a los autores y hablo sobre la obra: “Quiero felicitar a los autores. Es un libro que se acerca a la figura de mi padre. Como torero lo conocemos todos y a lo mejor, yo no soy el más indicado para describirlo”. Acordándose de él recitó unos versos: “Lo busco por todas partes y no lo puedo encontrar, pero lo encuentro por todas partes por solo irlo a buscar”. “Lo echo mucho de menos”, añadió.


Alberto García Reyes, preguntó a Curro Romero, compañero y amigo de la familia, por Pepe Luis Vázquez del que dijo: “Tuve la suerte de coincidir con él toreando. Toreé dos tardes en Madrid y en una de ellas me confirmó la alternativa. Me embelesaba su forma de andar, toreando lo hacía todo medido, su forma de interpretar el toreo…”. Enmudecido por segundos, prosiguió: “Como persona es mejor que torero. Y es tela decir eso, era un señor por los cuatro costados”.